martes, 16 de noviembre de 2010

Bromeando sobre la lapidación en Twitter

Últimamente no pasa una semana sin que se forme algún escándalo en torno a un comentario en la red social Twitter. El último, la detención de un político británico que bromeó con lapidar a una periodista y que ha perdido su empleo por tomar a la ligera el hecho de que todo lo que se dice en Twitter es público y puede tener consecuencias.

Gareth Compton, concejal de Erdington, publicó el miércoles este mensaje en twitter: