miércoles, 19 de noviembre de 2008

Castigo colectivo a Gaza

Ehud Barak, Ministro de Defensa de Israel, ha rechazado hoy la llamada del Secretario General de las Naciones Unidas al cese del bloqueo sobre Gaza, que amenaza con provocar una gravísima crisis humanitaria. Israel convierte así en rehenes al 1.500.000 habitantes de la franja, de los que casi la mitad dependen de las ayudas de organizaciones humanitarias.

Esta violación del derecho internacional y de los derechos humanos tensa aún más la cuerda que ha convertido a Gaza en la mayor cárcel del mundo, un territorio que ya hace un año la Comisaria General de la ONU para los refugiados, Karen Koning AbuZaydla, describía como “el primero en la historia en ser intencionadamente reducido a la más abyecta miseria”. Barak ha afirmado que mantendrá bloqueada la entrada de alimentos, medicinas, y de suministros eléctricos, lo que ha obligado a los habitantes de la franja a salir a manifestarse con velas, así como el acceso de personal sanitario, especialistas en salud mental, periodistas y organismos internacionales de ayuda humanitaria. Los bancos israelíes han anunciado además que, para finales de este mes, bloquearán toda transacción con Gaza, cuya economía depende del shekel israelí.

El ministro de defensa plantea que estas medidas acabarán con el lanzamiento de cohetes que Hamas ha llevado a cabo en los últimos días contra territorio israelí, a pesar de que él mismo ha reconocido que el lanzamiento de cohetes que ha provocado el alto al fuego que ambas partes mantienen desde el pasado 19 de junio fue una reacción a la entrada del ejército israelí en la franja, que causó la muerte de diez palestinos.

Lejos de reconsiderar sus políticas de estrangulación de los palestinos, que no han hecho más que provocar reacciones cada vez más desesperadas por parte de estos, Israel impone la lógica de ahogar a la población civil como medida de presión contra Hamas, vencedor de las elecciones que celebraron los palestinos a principios de 2006. Según el diario Jerusalem Post, las políticas israelíes se basan en la idea de que “toda la población de Gaza es Hamas”, y desde este punto de vista se justifica un castigo colectivo en el que los civiles no existen. Israel está en guerra con cada hombre, mujer y niño.

Ante este sinsentido, que criminaliza a una población de 1.500.000 habitantes, ¿cuáles serán las reacciones de la comunidad internacional, que en otros casos ha actuado con agilidad en contra de gobiernos y políticas que desafiaban los valores que la ONU defiende? Si han reaccionado boicoteando al gobierno de Hamas por negar la existencia de Israel, sería de esperar que ahora reaccionasen contra Israel por criminalizar y condenar a toda la población de Gaza. Por el momento, y aparte de expresar su preocupación, no ha habido reacción al sufrimiento y la desesperación de los palestinos, del que tampoco habrá testigos, ya que ni los periodistas pueden entrar en la franja.

Fuentes: Reuters, Jonathan Cook Website, BBC News, Aljazeera, Jerusalem Post

2 comentarios:

linda dijo...

Leila eres la leche!el video esta genial,has conseguido emocionarme,gracias por apoyar tanto al pueblo palestino,tienes un corazon enorme.

Leila Nachawati Rego dijo...

Gracias, Linda, me alegro de que te haya gustado :)