domingo, 7 de marzo de 2010

Bing y la censura de contenidos sexuales en el mundo árabe

Open Net Initiative es una iniciativa colaborativa que busca identificar y documentar los filtros y prácticas de censura en Internet y promover el diálogo en torno a estas prácticas. Su último trabajo es un estudio que analiza cómo el buscador de Microsoft, Bing, filtra términos relacionados con la sexualidad en los países árabes, una de las zonas con mayor censura y represión política.

Bing ofrece sus servicios en 41 idiomas y cuenta con un sistema de filtro por palabras adaptado a distintas zonas geográficas. En todos los países donde el árabe es la primera lengua Microsoft ha decidido bloquear el acceso a páginas de contenido sexual. Este es el mensaje que los usuarios reciben al escribir palabras como "sexo", "homosexual" o "desnudo" en el buscador, ya sea en árabe o en inglés: "Tu país o tu región requiere una configuración de búsqueda segura estricta, lo cual filtra resultados que puedan ser de contenidos adultos".



Esto supone impedir el acceso de la población árabe a contenidos pornográficos de la Red, pero también a información educativa sobre salud sexual o tendencias y orientaciones sexuales. No se filtran, sin embargo, otro tipo de contenidos, como políticos o religiosos.

¿Qué puede motivar a Microsoft a imponer un filtro de contenidos sexuales en todo el mundo árabe? El estudio concluye que probablemente busque posicionarse como respetuoso de las "costumbres locales" y anticiparse a una futura regulación.

Con esta decisión, Microsoft clasifica a todos los países árabes como un todo homogéneo al que puede aplicar unas reglas únicas. Sin embargo, la región es extremadamente diversa en cuanto a historia, política, religión, grupos de población, nivel socioeconómico, acceso a la educación, igualdad de género, representación de las minorías e infinidad de aspectos que dibujan un mapa social distinto en cada país. Bing utiliza su propia interpretación de lo que es adecuado o no para el público árabe sin distinciones.

Tras la polémica abierta por Google y su contribución a la censura en China, EEUU debate una ley para penalizar a las empresas que colaboren con sistemas de represión política en Internet. Microsoft ha manifestado su compromiso con la libertad uniéndose a la Global Network Initiative, que busca proteger e impulsar la libertad de expresión y de la privacidad en el sector TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación). Las prácticas de filtro de contenidos en base a restricciones políticas o religiosas no parecen coherentes con ese compromiso.