miércoles, 8 de julio de 2009

Marketing para vender armas

En un mundo cada vez más competitivo, la inteligencia de los negocios genera nuevos recursos y herramientas para adaptarse a los rápidos cambios. Aunque el gasto mundial en armamento militar creció un 4 por ciento en 2008, llegando hasta 1,46 billones de dólares según el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo, la crisis económica que afecta a casi todos agudiza los ingenios y pone sobre la mesa proyectos innovadores para seguir saliendo airosos de la recesión mundial.

Los avances tecnológicos han contribuido a este aumento de las ventas de armamento, implicando a empresas de Tecnologías de la Información, electrónicas y otras organizaciones civiles en el sector denominado Defensa, produciendo inventos como el nuevo robot de guerra portable Galileo del ejército estadounidense. Esto supone un giro irónico respecto al enfoque de hace unas décadas, que buscaba transferir la tecnología militar a otros sectores de la economía que fuesen beneficiosos a nivel civil. Ahora el enfoque es el inverso, ya que consiste en aunar en el sector militar el mayor esfuerzo y energía civiles posibles.

En este contexto, no sorprende la naturalización de otros recursos que contribuyan a impulsar las ventas de armas, como las nuevas creaciones del marketing armamentístico. En un refinado despliegue de imaginación y recursos que no tiene nada que envidiar al de otros sectores, aparecen vídeos promocionales como el que incluyo a continuación. La compañía de armas israelí "Rafael Advanced Defense Systems" presentó en la feria Aero India 2009, celebrada en Bangore, este vídeo en el que, entre la parodia y lo surrealista, un judío israelí se arranca a cantar y a bailar al estilo Bolywood acompañado de una bella mujer hindú que pide su protección. "Sentirme protegida y a salvo es lo que necesito", proclama ella, girando sensualmente alrededor de un misil de la marca, y él le promete "defenderla, satisfacer sus expectativas, servirle de escudo y apoyo", todo envuelto en una melodía pegadiza y aparentemente inofensiva. "Juntos, para siempre, te tendré en mi corazón", es el estribillo que declara los lazos de amor y compromiso de estos amantes, representantes alegóricos de Israel e India, que sellan su vínculo de cooperación mutua a través de la compraventa de armas. Ambos países son poseedores de armas nucleares y ambos utilizan todo el potencial de su arsenal contra sus vecinos, con los que están permanentemente en conflicto.

Adaptación al cliente, conocimiento de la cultura y las necesidades locales son fundamentos básicos del marketing y la inteligencia de los negocios, aplicados de forma impecable y perversa en este vídeo promocional. ¿A alguien más le ha recorrido un escalofrío al verlo?

2 comentarios:

ESN dijo...

Terrorífico.

Marian dijo...

Bizarro y terrible!!!...voy a enviar links a tu entrada, Luli

MArián