domingo, 8 de agosto de 2010

Hezbollah responde al Tribunal Especial para Líbano: "Mostraremos pruebas que implican a Israel en el asesinato de Hariri"

De Hassan Nasr Allah , el lider de Hezbollah, se suele destacar una caracteristica: que no miente. Su discurso del miércoles fue seguido por millones en todo el mundo árabe. El "Sayyid" ("el Señor"), como se le conoce aquí, respondió en directo y con contundencia a las acusaciones que ponen a su partido en el punto de mira.

Más de dos horas de discurso en las que Nasr Allah insistió en que Líbano no consentirá agresiones como las de esta semana, que acabaron con la muerte de tres soldados libaneses, un periodista libanés y un coronel del ejército israelí. Según el ejército israelií sus soldados se encontraban en una operación rutinaria en la frontera cuando recibieron disparos repentinos del ejército libanés. Según los medios libaneses, los soldados israelíes trataban de arrancar árboles en el lado libanés de la frontera, lo que el Primer Ministro Libanés, Saad Hariri, calificó como una “violación de la soberanía libanesa”. Lo que parece cierto es que la tensión entre Líbano e Israel va en aumento y cualquiera puede ser el desencadenante de nuevos enfrentamientos.
La policia controla la ciudad durante la visita de los mandatarios arabes a Beirut



La visita del Presidente de Siria, el Rey de Arabia Saudí y el Emir de Qatar el fin de semana pasado a Beirut es un indicador más del punto de giro en el que se encuentra el país. Precisamente visité la ciudad ese día y pude comprobar el colapso que provocó esta visita histórica. En el taxi desde Ashtura hasta Beirut el conductor señalaba la interminable cola de coches de policía en pleno caos de tráfico. Al preguntarle su opinión sobre el motivo de esta reunión entre jefes de estado árabes, parecía convencido, igual que la mayoría, de las verdaderas razones de la visita. “Por lo del Tribunal. Y lo que puede pasar con el Tribunal.”

El Tribunal Especial para Líbano (STL), creado bajo el acuerdo de las Naciones Unidas y Líbano, se ocupa de enjuiciar a los responsables del atentado de 14 de febrero de 2005 que causó la muerte del Primer Ministro Rafiq Hariri y provocó varios muertos y heridos. Las acusaciones se dirigieron desde el principio a Siria, y cuatro generales libaneses están detenidos sin cargos desde entonces. En los últimos días se ha filtrado la noticia de que la próxima resolución del Tribunal apuntará no a Siria sino a Hezbollah como autora del asesinato, lo que ha causado un revuelo sin precedentes. Muestra de lo inusitado del contexto es la visita del Presidente sirio, que no acude el país vecino desde antes del asesinato de Hariri y que ha declarado que la situación actual en la region requiere de "un esfuerzo conjunto por restablecer la calma."

Según el Cheikh Nabil Kaouk, el representante del partido en el Sur del país, a quien conocimos en el marco del encuentro Summer University of Palestine en la Universidad Internacional de Líbano (LIU), tras esta resolución está Israel y su aliado incondicional, Estados Unidos. Según Kaouk, esta acusación tiene sólo un fundamento: demonizar a Hezbollah y allanar el terreno para futuras sanciones y ataques contra el país. Afirma que su partido estaba en buenos términos con Hariri en la última etapa de su vida y que ambos trabajaban en el proceso de pacificación del país cuando el coche de Hariri sufrió un atentado bomba.

El académico judío estadounidense Norman Finkelstein, autor de "La industria del Holocausto", incidía también en el encuentro en la LIU en que nos encontramos ante un momento histórico para el futuro de la zona. Según Finkelstein, nunca antes Israel se había sentido tan acorralado y tan cuestionado, posicionándose en una actitud similar a la previa a la guerra de 1967. Lo relaciona con la crisis de la Flotilla por la Libertad de Gaza, que sostiene ha tenido un impacto mayor que cualquier iniciativa anterior, dañando la imagen del Estado y su ejército internacionalmente y presentándolo no sólo como un estado violento sino, tras las imágenes de soldados heridos y atendidos por pacifistas internacionales, como incompetente. “Israel se puede permitir parecer violento, pero no incompetente. Así que ahora está dispuesto a todo para probar su fuerza.”

Finkelstein considera más que probable un ataque indiscriminado a la zona que sirva como castigo ejemplar y “que hará palidecer ataques anteriores”. Debido a los problemas de conectividad su charla en la Universidad Internacional de Líbano no está accesible online todavía pero la publicaremos completa en este mismo blog en breve.

En su último discurso de más de dos horas, emitido por pantalla gigante desde el estadio Al-Raya al sur de Beirut, Nasr Allah dio la bienvenida a la unidad árabe en torno a Líbano. Se refirió a Siria y Arabia Saudi como "S-S", "Si S-S estan unidas, Líbano es el primer beneficiado. Si están enfrentadas, Líbano es el primer perjudicado". Se preguntó qué pruebas tiene la comunidad internacional para acusar a Hezbollah y anunció que él mismo presentará sus propias pruebas de que es Israel quien está realmente implicado en el asesinato. Será el 9 de agosto, este lunes. Insistió en que su partido trabaja mano a mano con el ejército libanés , que ambos representan la unidad libanesa en la resistencia a la ocupación y que responderán con contudencia a la próxima agresión.